13 octubre, 2005

Auto-descripción (o reflexion sobre el concepto de inteligencia?)

Yo soy así, ¿no lo ven? prácticamente nulo, solo que me hago notar... Sí, esta bien, debes en cuando se me ocurre algo, quizas con suerte una genialidad, un buen chiste, una frase que pega (dame mas poxiran-droga), pero nada más. ¿Qué si soy inteligente? Que se yo, no se que parámetro hay para medirlo, para mi eso de inteligente, poco inteligente o nada inteligente es una mierda. El que es "retrasado" tiene la inteligencia de vivir sin problemas, sin dramas; la carga del mundo la llevan los inteligentes. ¿Qué si mi cuento entre ellos? Lo dudo, como mucho seré un apenas sobresaliente de la línea promedio. ¿Qué por ser licenciado en física debo ser inteligente? Tonterías, nonsense, mitos populares, quizás capacidad de raciocionio, amor por lo abstracto, pero nada más. Quizas porque dudo de mi mismo digo esto o porque dudo del significado de la palabra "inteligente". O quizás fui inteligente mientras estudié la carrera y ahora soy nadie. Mirenme, confinado a una oficina frente a una computadora todo el puto tiempo ¿Es eso ser inteligente? Ojo, que no digo que inteligente sea Hawkings o Einstein, aunque se aproximan a la idea. ¿Qué es para mí ser inteligente? Inteligente es una persona con buena intuición lógica y que la sabe utilizar para el bien, que es buena persona, además tiene que tener dones diplómaticos, saber relacionarse que es lo más importante en este mundo. He conocido muchas personas supuestamente "inteligentes" que luego muestran su lado oscuro, su egoísmo, su mala ambición. Creanme, esos, no son inteligentes.

11 comentarios:

Grismar dijo...

Disiento, en lo que puedo disentir. La inteligencia tiene muchos parámetros, hay fascistas inteligentísimos y socialistas idiotas, periodistas estúpidos y locutores inteligentes, etc etc. Ser inteligente no es una condición moral. La capacidad de argumentar de alguien es mejor parámetro de su inteligencia que si se conmueve por un chico de la calle. Que busquemos ambas condiciones en una persona es otra cosa.

Don físico dijo...

Bueno, tenes razón, técnicamente hablando se puede decir de fascistas inteligentes; pero justamente de eso trataba mi entrada, de re definir el concepto de inteligencia para que solo sean los que tienen capacidad intelectual volcada hacia el bien (y no necesariamente una gran capacidad intelectual, mas bien ganas de hacer el bien y ganas de trabajar para el bien).

El profanador dijo...

Mi muy querido Deseo:

Para mi la inteligencia es una cuestión estética. Toda estética es, entre otras cosas, asunto de propociones. Entiendo que algo tiene proporción cuando encierra algún tipo de equilibrio, cuando aunque más nos sea en forma precaria o transitoria logra un acuerdo entre sus partes en la que ninguna predomina en defecto de la otra. De ahí que remotamente coincido con vos cuando decís que una persona "malévola" no es inteligente, aunque yo corrigiría diciendo que no es inteligente en el instante en que le dura su malevolencia, su egoísmo, su etcétera que lo arroja al desequilibrio.
Lamentablemente, los genios son desequilibrados, aunque más no sea de a ratos, y esto quiere decir que los genios de a ratos pueden ser déspotas, egocéntricos, o simplemente irracionales.
Corolario de mi argumento: las personas no son, las personas acontecen. A veces de un lado del diámetro y a veces justamente del otro, en ocasiones brillantes y en ocasiones totalmente obtusos. Guardamos dentro de nosotros un híbrido de mil cabezas, una multitud de razas, la potencialidad de ser cualquier cosa, como las palabras tuyas que en otro texto pueden ser jeckyl y hide, como todo lo que en esta vida no es constante porque lo constante no es.
Cariños.

Don físico dijo...

Entonces no podríamos definir a una persona "inteligente" al genio que se mantiene equilibrado ? (Inclusive estéticamente sería mejor).

El profanador dijo...

No sé si el genio es estético... lo que es estético es su obra.
A ver... ordenemos... lo grotesco puede producir una sensación estética placentera; la locura puede producir una sensación estética placentera; incluso un león matando una cebra y desgarrándole las entrañas puede maravillarnos de esa manera que se percibe en el estómago en lugar de en la cabeza, pero...
Pero creo en filosóficamente eso que mezcla el horror con el placer, como puede ser pararse al pie de un barranco o la inmensidad del mar provocándonos ese anonadamiento nostálgico no entran dentro de la categoría de "bello" sino en cambio de "sublime".
Lo bello no es horroroso, por definición. Lo sublime sí.
La genialidad siempre va de la mano del horror, del suicidio, la violencia, los alcaloides, lo freak, lo distinto.
La genialidad es sublime.
La inteligencia es bella.
Algo así.

Don físico dijo...

Wow, cacho de comentario. Respondiendote te diré que para mí la genialidad no tiene porque ir siempre de mano del horror. Ni todo lo "sublime" tiene que ser horroso. Sino como vos mismo parecía tener tendencia a decir lo horroso puede ser sublime.
Llegando al tema de la inteligencia vos dijiste "la intelegencia es bella" (y por lo tanto no horroroso) lo cual para mí afirma que la inteligencia debe o parece estar mas asociado a lo moral de la obra del hombre que lo realize. En ese tren de pensamiento opino que si hacemos entonces esta distinción entre hombre inteligente y genio, yo prefiero al inteligente aunque admire lo sublime del genio.

Grismar dijo...

A ver, si partimos de la inteligencia como una cuestión estética, concibiendo lo estético como la apreciación de la belleza, estamos partiendo de un juicio de valor. Deseo entrelazó la inteligencia con un valor ético. Los parámetros para juzgar la estética son subjetivos, por lo tanto supeditar la idea de lo inteligente al criterio estético impediría cualquier definición objetiva.
Aprecio la belleza de la inteligencia cuando ésta vibra en la misma frecuencia que la mía.
La genialidad implica un quiebre, necesariamente.
Podemos derivar en la estética de lo ético, y de ese modo valorar la inteligencia. Pero una y otra vez llegamos al mismo punto, el parámetro usado. El equilibrio en sí mismo no es parámetro, sino qué es lo que equilibramos.

El profanador dijo...

Creo que la ética no existe, existe sólo lo ético(no soy el primero que lo dice, por lo tanto lo que sigue es un plagio pero dado que nada nuevo hay bajo el sol, ¿qué cosa no lo es?). El gran Dalmiro Sáenz cuenta que hace unos años las tripulaciones de tres barcos procedentes de distintas naciones se abocaron a salvar cinco ballenas varadas en la costa. Durante días las alimentaron, hasta que de las cinco lograron salvar a tres. Los noticieros transmitían continuamente los avances de la heroica empresa. Unos días después de concluida la misma, se dio a conocer que para salvar a esas tres ballenas se las había alimentado con toneladas de merluza. Alguien preguntó... ¿qué pasa con la merluza? ¿tiene mala prensa?
Es ciero lo que sugiere Grismar, hay siempre referencias para decir qué es y qué no es bello. Lo mismo para decidir qué es y qué no es arte y qué y qué es y qué no es verdadero y así vamos... Sin embargo tiendo a creer que hay una promesa de belleza absoluta, de emoción estética innegable, y los invito a leer una discusión que los personajes de Rayuela, de J. Cortázar, entablan sobre las obras de Mondrian y, creo, Klee.

El profanador dijo...

fe de erratas:
Creo que la ética no existe, existe sólo lo estético.
Cuestiones de la escritura automática, sabrán entenderme.

Don físico dijo...

Me gusta el comentario de grismar y a pesar de tener afinidades con elprofanador no estoy de acuerdo con su posición. Para mí lo ético sí existe. Y lo eticamente correcto tiene belleza (o algo así).

Grismar dijo...

La ética existe, no podríamos estar hablando de ella si no fuese así. Y existe como punto de vista desde el cual ejercemos nuestros juicios, o no. La existencia de una estética sublime es cuasi-místico, definir lo sublime es tan complejo como definir la belleza, o la inteligencia.
¿cómo explicar la belleza sino como un goce individual? ¿cómo explicar lo inteligente sino a partir de nuestra inteligencia? Alguien decía ayer que Macri es muy inteligente ¿lo es? si consideramos inteligente a quien sabe orquestar los instrumentos a su disposición para el logro de un objetivo, lo es. Si incorporamos un componente ético/estético individual, no lo es.
Volvemos siempre a lo mismo, el objeto visto no existe en sí mismo sino a partir de lo que vemos en él.