17 mayo, 2006

Fantasía 1

Como no enamorarme, como te necesito ahí, donde estás, bien atada de pies
y manos al final del callejón sin salida. Pero no fui yo, yo no podría haberte hecho esto y sin embargo ahora que ya estás ahí y todavía no me descubriste creo que te voy a dejar atada. Pienso en acercarme y darte un beso, pero no, algo me detiene. Creo que es la belleza de la escena y mi fascinación por ella. Entonces me quedo quieto y ni siquiera te hablo, te dejo ahí, que algún otro disuelva tus nudos. Yo, yo me quiero quedar con esta imagen en la memoria, click, fotografía. Ahora que lo pienso quizás fui yo,pero no, demasiada obra maestra. Me alejo sin hacer ruido, bye bye hermosa.

4 comentarios:

circes dijo...

asi que hoy amaneciste como un Pigmaleón deseando que lo que ves sea producto de la hechura de tus manos,
un pigmaleon moderno, remixado, un pigmaleon urbano!!!
=)
Deberías leer ese mito

Paxzu dijo...

Que extraño, porque mientras leía tu fantasía hace como tres días, pensaba en una foto que vi en varios blogs, una mujer maniatada, y entonces es cuando me pregunto que sensación de poder entraña esa foto que busca guardar la imagen de alguien en tan rebajada situación?
beso

Analía dijo...

Che físico, quéloqué? Un manifiesto de histeria?

Don físico dijo...

circes: un que? un camaleon? :p

paxsu: Ni idea respecto a la foto. Creo que en mi fantasía no se buscaba el poder, sino la eroticidad. Obvio, hay una componente perversa, pero soy tan dulce que ni la puedo explorar demasiado. Muejeje

sibila: Histeria? Puede ser...¿es que las mujeres son las únicas que pueden ser histéricas? (todo esto dicho en broma).