12 septiembre, 2006

Nada que hacer (Linyera poeta)

Cuando queda poco es que en realidad no queda nada y hay que aferrarse a las
pequeñas cosas. Hay que aferrarse a las sonrisas que provoca el reflejo de la
tristeza de uno mismo. Aferrarse a los demás, a las anécdotas de la vida, a
lo que es gratis, a la charla tribial y a la vez profunda con un desconocido,
a la herida enorme que tiene en su corazón. Aferrarse al sueño, al pobre, al
barrilete al viento, a la moneda que te queda pero que en cualquier momento
la tirás o la gastás en la última birra. La última birra o el último vaso de totin
ciego escandalizado por luces de alquitrán. Frío inmerme y vagabundos
durmiendo en la calle con mantas rotosas. Paris que no conociste ni
podes imaginarte con los libros de Julito. Recuerdos del pasado, fotos,
cartas y melancolía. Más importancia personal antropófoga, canibal.
Muerte puta, muerte subdesarrollada, muerte de desocupados, muerte
de vejestorios, muerte vana, muerte aprovechadora.Muerte lírica.
Lírica muerte.Planteos, plantas, herborario. Mascalzone, idiota,
degenerado. Creyendose mejor, peor o igual a los demás.
Crítica muerte. Muerte fin de redacción. Fin de redacción.

9 comentarios:

Mariposa}:{Mística dijo...

la muerte es la muerte en cualquier estado, nada le quita esa inefable movilidad, de llevarte de un estado de esta conciencia a otro estado indefinido por la falta de memoria.

beso

Don físico dijo...

mariposa: Te centraste en la parte final de la redacción que habla de la muerte, te me olvidaste de comentarme la anterior que habla de un personaje que no tiene nada y entonces se aferra a las distintas cosas gratuitas que da la vida (y creo que a pesar de no tener nada está agradecido y ama la vida y por lo tanto odia la muerte). Respecto a la muerte, ya se que es en cualquier estado, eso no quita lo terrible.

Ary dijo...

Mono tema
mono estamo
mono tamos
mono te
monotematico
momo te
momo telleva
el carnaval ya no es gratis
amadeus en su mascara negra
escribe un requiem para su
momo te
mono tema
mono tamos
monotematico
catedral de barro para
los pobres apilados en la fosa
es gratis ya no vale una suela
ni un
mono mono
mono aural
mono stereo
no no no tema
boleto para este tren
de sordidas calles disfrazadas
inundadas por las aguas de venecia
donde los edificios se derrumban con
momo mo mo
momo mostro
mo moral
mol molusco
su risa de salon reventado
asiatico de prostitutas
para nunca dejarlas
para nunca morir en su cama puntillista.

Lars dijo...

Hay que hacerse amigo
pasar a traves de ella
ir y volver, no es mala ni buena,
pero da impresión.

Don físico dijo...

Ary: Parece que ud. se me queja de que estoy muy repetitivo, jejeje. Bueh, prometo postear sobre otros temas.

Lars: ¿Hacerse amigo? ¿Te deja más tiempo tranquilo si uno se hace amigo?

Commentor dijo...

¡¡¡¡Ahhhhh, don Físico!!!! Me gusta, fuerte su estilo, caray! A la vuelta la seguimos, ¿dele?

Don físico dijo...

commentor: listo, lo espero. Suerte en el ambiente citadino.

Paloma dijo...

Hace rato quería visitarte pero como dicen en la TV, el tiempo es un tirano y yo encima no lo ayudo deteniéndome en pleno vuelo...
Me encanta esto que escribiste, me hizo pensar en las pequeñas cosas, esas que encierran lo verdadero, lo grande. En mi vida cada vez que sentí que me vaciaba, algo sucedió, tal vez porque Dios se manifiesta en lo pequeño, en lo poco y desde ahí hace lo suyo. Cada vez que me aferré con toda mi fuerza de lo poco que quedaba soportando la debacle, enseguida apareció algo más que me salvó. Otra forma de morir, morir a lo viejo da paso a lo nuevo, a lo "por llegar" en nuestra vida.
Sigamos en el brindis de la vida! y bébase hasta el fin la copa servida Amigo Don!
Con respecto a sus dudas... lo del usuario anónimo...la explicación se la mando en el post anterior.Chauuuuuuuuuuuuu

Don físico dijo...

paloma: Me alegra que haya encontrado finalmente tiempo para pasar aunque sea a vuelo rápido por mi blog y que le haya gustado lo que escribí. Respecto a lo pequeño no sé si fue Saint-Exupery quien dijo "lo esencial es invisible a los ojos". Las cosas pequeñas pueden ser las que nos salven cuando nos llegue el cataclismo, entonces una cosa pequeña puede ser paradójicamente muy grande. ¡Brindemos por la vida y las cosas pequeñas y hermosas de ella!