26 junio, 2007

Mirando la luna

Y sí estaba tirado en su cama nuevamente, mirando la luna atravez de la ventana de la habitación, gracias a que ella había dejadoo levantado la persiana. Sí , a ella le gustaba ver tambien el cielo nocturno, la boveda celeste estrellada, el manto negro que todo lo cubría. Pero ahora ella no estaba ahí, estaba en el baño o en la cama de al lado leyendo el diario, o no se donde. Eso ya no importaba. Importaba la luna, ese momento de contemplación, de reflexión, de relejación antes de la tormenta. Importaba la danza de los astros sobre nuestras cabezas una y otra vez, pacientes, errantes. ¿Esperando qué? ¿Qué el hombre evolucionara? ¡Que ingenuos! Pero la verdad ¡que ingenuos! Como la ingenuidad de Andrea, la de pensar que prendiendo una vela al santo correcto evitaría quedarse embarzada.
Y ahora ella estaba en el baño, quizás en la ducha; o estaba en la cocina preperándole comida: milanesas con papas hevidas, o estaba luchando con un tigre en Malasia. Ya no importaba, importaba la niebla tenue, importaba la luna, su elegancia, su brillo plateado. Importaba este momento de contemplación, relajado con un vaso de vino en la mano y en la otra el puro que le gustaría tener, pero lo compraría más tarde, pero en realidad tampoco importaba. Importaba solamente que Andrea abriría la puerta del baño, se asomaría a la pieza, me miraría a los ojo, miraría nuevamente la tira de papel y diría finalmente: “Negativo”. Entonces yo diría: “¡La puta que los parió! ¡Que grande la luna!”

25 junio, 2007

Ciudad de pobres corazones

Ganó Macri, nomás. Nada que decir, ya lo dijo todo Fito Paez:

21 junio, 2007

Armoso día

Salió el sol, que bien che!

The Beatles - Here comes the sun

20 junio, 2007

Un milagro en la lluvia

Si un milagro ocurriera
un día de lluvia
sería maravilloso
Sí salieras a disfrutar la lluvia
eso sería el milagro
Si te atrevieras a sentir el agua contra tu piel
el agua mojando tu pelo
el agua salpicando
mojando todo
no discriminando
auyentando todo miedo
toda angustia
Lavando el pasado
creando presente tras presente
gota tras gota
mientras gozas
de su caer
si sonries en la lluvia
y crees en vos mismo de nuevo
el milagro ya a ocurrido.

19 junio, 2007

El porque no me atrevo

Escuchándola en la habitación

Él, pareció escucharla atentamente, pero estaba pensando en otra cosa, no podía evitarlo. Pensaba como era posible estar tan hipnotizado por esa belleza. Se preguntaba qué es lo que le provocaba tanta fascinación, pero en realidad ya lo sabía. Sabía pero no podía racionalizarlo.
“Es instinto puro”- reflexionaba para sí mismo. Pero también eso le parecía una mentira. Sentía que había algo fundamental en esa hermosura de las curvas de sus tetas, en esa sinuosidad que se producía justo en sus caderas. Algo, quizás matemático, perfecto.
“Armas de seducción” – y se sonrió de su pensamiento. Sí, armas, sí, pero ¿para matar a quién? A él, por supuesto, y al próximo que llegara seguramente. Si este era su trabajo, su forma de vivir y de ganarse el pan. Pero, a pesar de todo, él la sentía tan suya, tan íntima. Si es que hacía poco se habían besado y sintió esa boca como si la hubiera probado mil veces pero al mismo tiempo nueva.
“¿Por qué el sabor de su boca, de la boca de las mujeres es tan dulce? Es un azúcar a la cual ningún diabético se niega. Todos somos hipoglucémicos de bocas”. Y nuevamente se sonrió, mostrando amplia y francamente a la puta, que estaba fumando pero también le respondió con una sonrisa que revelaba sus dientes manchados por la nicotina. Y a él le dieron ganas de besarla de nuevo, pero se contuvo, ya su tiempo había pasado. Cuantas ganas le dieron de cambiarlo todo, de que con un solo beso convencerla de que venga a vivir con él, ya verían después se llevaban bien o no. De repente, todo cambió, se volvió oscuridad, tristeza, frustración y depresión. Ella nunca podría ser suya, ni de nadie para ser exactos. Tampoco es que era libre, libre para marcharse o libre para decidir ser de nadie. Simplemente era así su destino. Así es que se levantó de su silla, agarró el saco, se lo puso y dijo:
- Bueno, nos vemos Carla, el viernes que viene vengo de vuelta para juntar lo recaudado y hacer la repartija.
- Ok, hasta el viernes Don Juan.
- Adiós.

14 junio, 2007

El duelo (en el viejo oeste)

-" ... Deja esa estúpida sonrisa y reza tu última plegaria, Joe." -dije.
Por fin le había encontrado, estaba frente al bar hablando con otro tipo que yo no conocía. Al verme este desapareció dentro del local y la calle del viejo pueblo del oeste quedó vacía.
- "Hoy es tu día final; he esperado mucho este momento."- dije mientras le apuntaba con una pistola de juguete.
-“Sabes, es gracioso, por fin se me ha dado. He atravesado desiertos llenos de angustia con solo un horizonte infinito e inalcanzable a la vista, y con solo el odio en mis pensamientos. No pienses que odiarte fue fácil. Me costo casi el pellejo y sentir todos los sufrimientos del desierto. La sed repugnante y el hambre que me hacía comer el paisaje con la vista. No creas que fue fácil. Pero el mismo odio ayudó. Había motivo para odiarte: tú eras mejor que yo, mejor en todo y que todos, y eso era ya suficiente. Yo teniendo que esforzarme para lograr mis objetivos y tu siempre con suerte y facilidad lo hacías. Ahora me las vas a pagar a todas."- dije, mientras cargaba mi revolver. El revolver era de juguete pero las balas eran de plata con pólvora en su interior y con punta de plomo. Amartillé el percutor y luego seguí diciéndole:
-"Pero, Joe, tienes una oportunidad, no de escaparte corriendo sino de salvarte mediante la confesión.". Mi mano temblaba, pero mis ojos estaban abiertos y mi mirada estaba fija; sin embargo todavía no lo dejé hablar.
-"Muerte, tu muerte es lo que quiero; de todas formas , que importa, todos morimos algún día."- dije, mientras miraba que el caño del revolver que presentaba ahora un inesperado brillo metálico impropio de él; entonces adquirí conciencia de que algo estaba sucediendo, pero enseguida volví a hablarle a Joe que me miraba ceñudo, algo extrañado. Yo estaba tardando demasiado en matarle y él se había puesto a mirar a los costados en búsqueda de un lugar para escaparse. Le dije
-"No mires a tu alrededor, Joe, no hay lugar para escaparse, además estoy muy atento a lo que haces." Y como insinuación acaricié con la mano derecha el gatillo y las cachas, y con la mano izquierda el caño del revolver que ahora lo sentía de frío metal, al igual que el gatillo, y al tacto las cachas parecían a ahora de marfil. En ese momento Joe intentó moverse y yo nerviosísimo le disparé al pecho. El disparó salió, cosa inesperada, se escuchó y hubo olor a pólvora; un espejo se rompió, en el último momento reflejaba una persona con el pecho ensangrentado, esa fue mi última visión y en ese instante, dejé‚ de vivir.

13 junio, 2007

I, Me, Mine (Yo, yo mismo, mio)

Tomo la posta del juego al cual me invito Lucy in the Sky en donde cada jugador cuenta 8 cosas de sí mismo. Además de las 8 cosas, tiene que escribir en su blog las reglas. Por último tiene que seleccionar a otras 8 personas y escribir sus nombres/blog. Por supuesto, no hay que olvidar dejarles un comentario.

A ver que me sale confesar:
1) Sí, me cuesta hablar de mí mismo. Chocolate por la noticia.

2) Me encanta acompañar la cena con vino o cerveza, me puedo deleitar mucho por el gusto particular de un vino. Sin embargo, me mido mucho, apenas tomo más de medio vaso x vez, haciendo durar una botella varias cenas.

3) Copiandome de Lucy diré que en cuestión de acentos me fascina el acento español. Nada mejor para derretirme que una gallega diciendome "hombre" (uy por dios que sexy!).

4) Tuve la gran suerte gracias a mi profesión de ir a México 3 veces, a 3 lugares diferentes: la estancia de San Miguel de Regla (cerca de las piramides del Sol y la Luna que tuve la oportunidad de visitar), Morelia (en el centro de ese país, un lugar muy histórico donde entre sucesos ocurridos allí me enteré que estuvieron refugiados los niños del pueblo español de Guernica (sí, el del famoso cuadro de Picasso) después del bombardeo), y Puerto Vallarta (maravillosas playas).
En una de esas ocasiones también tuve la grandisima oportunidad de estar un par de horas en la ciudad de México donde fui a ver los murales de Diego Rivera en el museo de Bellas Artes, visite el Zócalo y el museo antrólogico (¡Qué maravilla!). Este país y su gente me fascinan, hay algo mexicano en mi alma.

5) No soy muy exquisito a la hora de comer, pero por favor no me sirvan coliflor que me parece repugnante.

6) Soy fanático de los olores de las especias, mi preferida es el la nuez moscada. Si estoy en la cocina se me puede dar por oler las distintas especias que tengo en casa: menta, nuez moscada, pimentón, comino, etc. Adoro olerlas.

7) Al igual que lucy, era bastante nerd en la secundaria. Eso sí, cuando mis amigos se rateaban porque faltaba algun profesor yo tambien alguna lo hice y jugabamos al pool en la hora libre. Que lindo recuerdo.

8) Desde septiembre del año pasado estoy yendo a un taller de acuarela. Nunca me imaginé a mi mismo pintando acuarelas, la técnica más difícil en materia de pintura, justo yo que soy tan malo dibujando y pintando. Pero la verdad es que ando re copado.

Bueno, ya está, invito a GaMe, Pater Noster, LaPaka, tambienlorena, Lisa, Angeldreams, Paloma y Tam.

Michael Jackson - Man in the mirror



PD1: "If you want to make a better world, take a look at yourself and make a change"
PD2: En un momento Michael Jackson se queda agachado y vienen a ayudarlo a levantarse. Cuando le pregunte a alguien que pensaba de eso me respondió que intuia que en ese momento Michael se dio cuenta de que no sabía quien era sí mismo.

11 junio, 2007

Pequeña historia del comerciante hindú

-¿Cuándo creí en tus ojos? ¿Cómo fue que me perdí en tu mirada, niña? ¿En que momento dejé de ser macho para comvertirme en hombre? No sé, nadie lo sabe con certeza. Quizá, sospecho, que fue desde el primer momento en que nuestras vistas se encontraron, se entrelazaron en la distancia en la cena que ofrecieron tus padres. ¿Cómo no fascinarme de tu cara y de tus gestos? Brillabas en la multitud de la fiesta. Después tuve la oportunidad de hablar contigo, niña. No sé como lo hice porque estaba como hipnotizado. Y tu te mostrabas tan sabia, tan recta, con apenas 15 años...Pero callé mis deseos, sino ¿qué se diría de mí? Jamás podría atreverme a revelar mis sentimientos y anhelos. Ya estabas comprometida y casada, como la tradición lo indica. Igualmente, después de ese día, aunque me fui, aunque me seguí mi destino errante, siempre te conservé en mi mente como la joya más preciosa. Y cuando pasaba por tu pueblo evitaba tu casa, pero aunque huyese te buscaba y finalmente te encontraba en una plaza o en un mercado. Así es como me volví loco, así es como me decidí a matar a tu esposo, así es como me presento ahora ante ti, desnudo y asesino. Así que besame y matame. Besame y matame.
Y se escuchó el disparo bien fuerte en la cuadra , che.

08 junio, 2007

Diestra y siniestra

Con la siniestra quisiera poder escribir. Quisiera con la diestra materializar objetos.
Pero no responde mis comandos. Carezco de maestro que me enseñe bien y mal, golpe bajo y estocada alta.

Sin visión mística o suprema, mi letra se convierte en la de otro. Otro perdido, sin vida, sin recuerdos. No hay forma de recuperarlo, pero escribe por mí.

No hay vuelta atrás, ni todos los poderes y las fuerzas pueden revertir el llamado. Lo peor es su voluntad que de a poco me domina, haciendo que permanezca en este infierno que hace llamar “Tierra”. Seguir caminando derecho, izquierdo, derecho. ¿Como romper con esa monotonía? ¿Cómo liberar adrenalina y quebrar el hastío? Muere mi juventud en esta lucha sin regalos de consuelo. No obrara milagro antes de la desgracia, sobrevivir apenas puedo y disculpen ese atrevimiento de letras rojas sobre papiros egipcios encantados que espero que nunca se lean.

05 junio, 2007

¿Qué es la irracionalidad? (5)

Siguiendo con posts de marzo de este año...

Donde estás que no te busco

¿Cuál es tu horda
tu tribu lejana
tu salvaje interior?
Se calla todo el tiempo
silencia tu empatía
se cierra la puerta
a la irracionalidad.

No la quiero,
no la acepto en mi puerta
esperando cabizbaja
de tanto esperar.
No la busco, no la encuentro
persiguiendome a cada vuelta de esquina
detras de cada planta
rayo de sol
o gota de lluvia.

Persiguiendome,
esperando a que caiga
en la tentación
en la redención
que ella implica.

04 junio, 2007

El oficio de escritor 5: Reflexiones

¿Qué es ser escritor? Me lo he preguntado tantas veces. Todos escribimos hoy en día, pero no todos con el deseo de construir algo novedoso y bello con palabras....
Escribir, caer en esa trampa de papel y boligrafo. De la palabra que cae manchando el vacío para ocultar
y salvar otro adentro. Adentrarse en la finitud de una redacción, dentro del límite de la celulosa y de las
ideas. Construir con el idioma una historia, una historieta, un golpe bajo, una opinión, un sueño, un poema. Intentar escribir es escribir....

01 junio, 2007

Mujeres imposibles 5: Partida ganada

Peón de ajedrez

Yo, simple peón de ajedrez
que nunca lllegara a reina.
Yo, el idiota, el inocente,
el que te ama sin saberlo.
Yo, el desierto en su fin sin oasis.
Yo te reclamo.

Porque oigo tu voz que me dice que me quiere,
porque sufro el placer de tu presencia,
porque quise saber de tu ausencia
y aquí me ves rogándote.

Aquí me ves rogandote y sonriendo
satisfecho cruel, el deseo que me impulsaba.
Otra se ha cruzado en el camino
otra que no pensó que era peón
sino un caballo.
Quién iba a ser yo para engañarla,
quién iba a ser yo para decirle la verdad.

Por eso miento y la seduzco,
por eso cae en mis redes y me besa.
Maldita, se hacía la dura.
Yo, peón de ajededrez
he hecho jaque
mate.