30 julio, 2007

Memento mori



Oh, muerte, exquisita muerte
que me persigues
a zancadas te me acercas
lentamente pero fatal.

Ahora soy sombra o siempre lo fuí
escribí alguna vez.
No hay verdad más profunda
ni más terrible.
No hay explicación para este mundo
que se va cayendo a pedazos
culpa de nuestra propia estupidez.

No hay camino que tomar, esperanza que aferrarse.
Perdida la guía hace milenios.
No me mires así, solo digo mi verdad, la verdad.
Verdad ves en mis ojos tristes y sin ilusiónes.
Otros fueron los tiempos en que me enamoré
otros fueron los tiempos en que fuí apasionado.

Ahora soy sombra
¿o siempre lo fuí?
El diablo sabe la respuesta
me la dirá esta noche
antes que vuelva a amanecer...

26 julio, 2007

Traición

¡Puta! ¡Sos una puta, puta barata! – le dije de frente.
Me miró a la cara, medio extrañada , medio shockeada.
-Mira lo que me hiciste traicionar – señalando los alrededores.
- Pero...- empezó a tartamudear ella.
- No me vengas con peros, con excusas. ¡Vos sabes lo que me hiciste! Yo antes era un caminante, ahora mírame ¡mírame! Arrastrado por tus caprichos ¡Maldita puta! La pesadumbre que tengo no tiene igual.
Ella empezó a llorar, despacio, lágrimas lentas bajaban por sus abultadas mejillas. En ese momento me dio lástima. Pensé que quizás ella solo estaba navegando en la niebla de su locura, que en realidad no había maldad en su alma. Pensé que yo, yo era el loco, el adicto a su vagina, al fin al cabo yo era la que buscaba. Pero no – pensé – es ella la que me busca acá. Nada justificaba su actitud. Estoy seguro que si aflojaba ahora ella se iba a ir con una sonrisa en la cara y ella no se merecía eso. Se merecía que no le diese más pelota, ni ahora ni nunca. Así que me dí vuelta y dándole la espalda exclamé:
- ¡Y ahora ándate, ándate, no me jodas más; querés!
Entonces ella se fue y me quedé solo. Solo como el sacerdote solitario que siempre había sido. Entonces me acerqué al altar , miré al Cristo, ahí arriba colgado, el cristo sin tumba, y pensé que había hecho, como es que había arruinado mi vida, que es lo que había producido para que yo me largara así, como en monopatín a esa escalada de sexo y lujuria. Miré los vitros, las estatuillas de los santos, que ahora parecían de juguete y con angustia en el pecho grité:
- ¡Perdóname Dios!
Luego volví al confesionario para masturbarme con la próxima feligrés.

23 julio, 2007

Mundo comercial

Mundo comercial

Vaginas calientes,
minas sonrientes,
espejo retrovisor.

Periscopio,
a lo lejos una sirena.
Sensualidad en punta,
sexo alta fidelidad.
Labios partidos,
sangre tibia
y su sal que me alimenta.

Pelvis moviéndose:
ternura a toda hora,
sexo comercial.
Llámala ya,
pero no te masturbes.
Anda al departamento de enfrente
que la vecina te guiñó el ojo

Todas pueden ser mías,
y yo de todas.
Insaciable bestia,
programable,
diet,
y de 4 cabezas.

Las miradas no sirven,
solo sirve el tacto,
24 hs. disponible.
Calle mortal,
el SIDA no previene
y cuando se apaga “Gentleman”
se prende “Tulipán”.


El beso se escurre,
la noche es pasajera
y toma el tren de las 8 A.M.
El día,
el sol,
el mismo estúpido de siempre.
Miradas huecas,
corazón vacío
y deseos también.
Cansancio, ¿para qué?
La hora de la siesta transcurre lentamente.
Luego la merienda,
si es que hay.
Después una cena
de aire contaminado.
Ahora, se repite la escena...
y ella corriendo
por la calle Corrientes
y un auto parando...

18 julio, 2007

Dominación (Tríptico)

Uno

Verte mis ojos quieren, reclaman.
En mi alfeizar, en mi alfeizar.
Ella, se vuela, la dejo.
Miente, tu ambición, miente.
No digas que no te tienta.
No es mía, no quiero.
Imagen fácil:
es del viento.

Dos

Me gusta cuando me reclamas,
me lloras.
Soy yo,
quiero y te quiero.
Soy
centro del universo,
rey de los egoístas,
Príncipe de las tinieblas.
Imagen fácil:
el Diablo.

Tres

Caigo, pierdo, yo también caigo.
Todo fue inútil,
todo fue por idealismos.
No mentí, al menos en eso,
al menos te di mi corazón.
Imagen fácil:
te amé.

13 julio, 2007

9 de diamantes



Hoy caminando por la ciudad de La Plata desde la terminal de omnibus hacia mi trabajo en calle bajé la vista porque algo rojo me llamó la atención en la vereda de calle 3 entre 44 y 45. Apenas me dí cuenta de que era un naipe de la baraja francesa, el 9 de diamantes. Como estaba re dormido, cuando la ví pasé de largo pero despues es como que me llamó mucho la atención y volví a recogerla. ¿Que iba a hacer una carta solitaria tirada en el suelo de la vereda de una calla de la ciudad de La Plata sin compañía del resto de sus congeneres? En verdad no sé para que la recogí salvo para contarles a un par de amigos que creen en estas casualidades místicas que había encontrado la carta y contarselo como diciendo: "Mirén, ustedes que creen en aprovechar las oportunidades que nos da el destino, yo iba a caminando por la calle y vi esta carta y luego retrocedí a buscarla" y que mis amigos me dijeran "Wow, que groso" y yo me sonriera. Y ya no me importaría el hecho de la carta sino el de ser mimado por mis amigos que les encanta este tipo de cosas (Creo que ya dije eso). La cuestión es que obvio, llego a la oficina con la carta en mi bolsillo izquierdo de mi campera de corderoy, la posiciono debajo del monitor y apenas me conecto a internet le cuento a mi amiga que encontre el 9 de diamantes en la calle y empezamos a tratar de conjeturar su "significado". Ella lo asoció a John Lennon (parece que el 9 se repitió muchas veces en su vida). Yo me pregunto que tendrá que ver John Lennon en mi vida por más que alguna vez yo haya tenido pelo largo y anteojos con marco redondo. Ahora está mucho más de moda las protestas por el calentamiento global que las sensuales reclamos, por la paz del mundo, desnudos en la cama fraseando "Make love not war" o el cartelito "War is over (if you want it)". Es cierto que el calentamiento global es un problema pero parece que nos hemos olvidado que Irak es un desastre, Israel y Palestina se llevan para el carajo y muchisimos otros conflictos bélicos por ahí.
Bueno no sé, yo me encantaría hacer algo como John Lennon pero no se me ocurre que cosa y encima yo no toco el piano, no compongo temas musicales, tengo un solo CD de los Beatles, y un montón de CDs de Nirvana, pero se me ocurre que Kurt Cobain no puede ser un buen ejemplo de nada después de que se suicidó. Entonces estamos de vuelta en nada, en una vuelta a la esquina y llego al callejón sin salida. Solo quedará el 9 de diamantes aca en mi escritorio como preguntandome permamentemente con su presencia: "¿Para cuando?"

10 julio, 2007

Calentando el ambiente

Como hace tanto frío aca en Buenos Aires y en general en toda la Argentina, posteo esto para ver si caldeamos un poco el ambiente. Espero que no les parezca muy cursi, sepan disculpar mi poca habilidad como escritor del género erótico.

Esclavo de tu cuerpo

Soy yo, de nuevo, tu esclavo,
el esclavo de tu cuerpo,
el dueño de tu alma.
Dame tus piernas que son mi yugo,
dame tu lengua que es el látigo
que golpea mi cara.

Dame tus pechos que son el estímulo
para seguir trabajando.
Déjame salir de la prisión de tus abrazos
y atrápame solo con tus manos,
hazme caer bajo la tentación de tu cintura.

Esclavo, esclavo soy; de tus ansias,
de tu deseo, de mi deseo.
Atado, atado estoy a ti
y no quiero desatarme.

Búscame en la mazmorra,
yo siempre estaré dispuesto
a obedecerte.

04 julio, 2007

Tiempo y arena

Caminando, tiempo y arena me acecharon como siempre detrás, a mis espaldas. Sonidos escuchaba , no sé si imaginarios o reales. Paranoico me volteé y miré pero ya se había escapado. Maldita es la alarma que llevaba colgada al cuello, cronómetro de mis pasos y taquímetro de mi vida. Con la velocidad que llevaba casi atropello a alguien, pero debió ser un sensación falsa o un fantasma, porque no se quejó. Entonces volví sobre mis pasos, buscándolo en cada baldosa, en cada mata de césped y en cada alfiler caído junto al cordón. Levantando apenas la mirada observé la botella ígnea que se acodaba en el palier de mi edificio, acompañada por dos o tres punks rotosos y mugrientos tirados que no conocían la palabra ducha. Tiempo y principalmente arena estaban acumulados en esa vereda, junto a la construcción aleatoria de bloques de cemento y triángulos de hierro negro. Pasaban y hacían su asado matutino los obreros de cara de choripán y vino barato de tetrabrik. Cerveza mediante me incline hacia ellos y puede ver sus arrugas y sus ojos esperanzados pero cansados. La arena me recordaba a la playa caribeña donde gustosos, estas bestias cuello de toro, podrían reposar y jugar a las cornadas. Justamente rojo sangre es el color que le faltaba calle, me hartaba el gris y el marrón arena, y seguía atosigado por el tiempo que me corría en mi reloj pulsera plateado metálico brillante.

Putas, eran el colorido festival frente a la iglesia Sagrado Corazón de satanás, mis preferidas chicas de la noche (¿O era de día en la plaza San Bernardino de España esquina la locura?). Aparté mi lujuria, sediento, y el pucho de mi boca casi extinto y desee verde marrón de marihuana, precisamente como la que fumaban mis vecinos al atardecer rosado y caliente de mi pija, que ya me llevaba de vuelta a la esquina. Poco después mi árabe café negro chocolate se derretía en mi cama, y amarillo de placer me abalancé al encuentro de su dorada cabellera. Hedía, en el momento, olor a jazmines en mi cuerpo pero en el suyo hermoso sudor sucio transparente. Atravesé dolor, himen puerto, y metido en el bolsillo del colectivo estaba el boleto a mí mismo, pero ya había estado ahí y por favor nunca regresar.

No quería volver a ver tiempo y arena, pero se me acercaron y me besaron rouge violeta de muerte y eso fue el fin. Les di gracias y me acosté vertical en el ataúd de piano blanco y John Lennon tocó la 5ta. de Mozart y eso fue el principio. La luna me guiño y me dormí, pero antes le saqué la lengua y ella me entendió, cómplice brumoso. Pensé, en conclusión, que finalmente todo fue muy bien, como esperaba que fuera hoy, pero pensaba repetirlo mañana a las cinco en punto con taza de té en mano esta vez. (Infaltable señores).

Virus - "Hay que salir del agujero interior"

02 julio, 2007

Fiera

Animal encadenado

Fiera indomable solo por adentro
escondo furia animal
encadenado a mi propia prisión
de palabras hechas y papel maché.

Piramide adentro el faraón y su oro
resplandesce y brilla pero
la infección y su veneno
lentamente esparce
esta mente dominadora y creyente
de sus santos hábitos de muerte
y resurrección.

Ciclos encerrados en su misercordia
el animal paciente esperaba
su propia liberación
de macho líder y fornicador.

Pedazos haría la estatua
de la gloria maltrecha
símbolo de la anarquía
que de tu cuerpo haré.

Finalmente herido
en mi autoestima
bajo el arma
la espada o el trabuco.
El guardián me presentará la llave
y yo, solito
ingresararé a la jaula
y animal encadenado
volveré a ser.