16 octubre, 2007

Invitación a lo salvaje

Los lugares al aire libre, solitarios y aislados, invitan naturalmente a lo salvaje. Eso es lo malo de las ciudades, ya no quedan esos lugares. Hay que esconderse como ermitaño para dar rienda suelta a la imaginación.

8 comentarios:

Gabu dijo...

Perdonemé que sea media(si me mira con un sólo ojo),indiscreta,no?
Pero eso es lo que piensa Usted,hombre!

P.D.:Cuando la voracidad ataca no hay miramientos,disculpe... ;)

BESAZOS SIN SITULEZAS...(de mi parte,vió?) :)

Patto dijo...

Es cierto, es difícil encontrar la intimidad.

GaMe dijo...

...Y por qué?...

Alejo dijo...

yo tengo un lugar así :)

Leo_SCI dijo...

Es cierto que faltan lugares... pero la imaginación también puede fluir en la ciudad.

Buen blog, saludos :)

Anabolena Meza dijo...

Todo está en el interior y ....bueno..en lo decidamos :D

Lucy in the Sky dijo...

Dejando volar bastante mi imaginación, llegué a revisar la teoría de Rousseau y la forma en que la sociedad corrompe la naturaleza humana.
La ciudad oprime pero no ahorca. Ahora, ¿cómo te explico lo que es el bosque? Es la libertad absoluta.

Malacay dijo...

Muchas veces de adolescente fui salvaje en lugares al aire libre, solitarios y aislados, pero no fui solo. Fueron buenos momentos y el texto me los ha hecho recordar.