29 noviembre, 2007

No quiero al silencio

Para que haya silencio es necesario primero que alguien sea silenciado. El silencio no es propio de mi vida ni ninguna otra vida; solo es una estrategia que me valgo para sobrevivir.

8 comentarios:

Gabu dijo...

Le juro DONFI,que el silencio es un estado casi casi de nirvana...
Pero a mí me aturde insoportablemente... :(

Y me duele...
Hay silencios que duelen! :(

BESOTEP

Patto dijo...

El silencio también está antes y después de cada palabra.
Es el tiempo y el espacio necesario para la comprensión de las mismas.

Eso sí, silenciar, es casi como matar.

Ishtar dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Gabu, hay silencio sumamente dolorosos porque nos obliga a buscar respuestas en nosotros mismos y no siempre somos capaces de respondernos con sensatez, pero otras veces el silencio es un recurso muy poderoso si lo empleamos adecuadamente, no sabes a cuantos demonios he exorcizado s�lo con revisarme en silencio...

Besos...

Macedonio Strangiatto dijo...

Si el silencio es una estrategia de la que nos valemos para sobrevivir, ¿esto significaría que vivimos en el silencio?...y morimos en el sonido.
Ahora bien, si hemos de sobrevivir en el silencio es porque los habitantes del ruido atentan, de algún modo, contra nuestra potencial supervivencia... pero nunca lo sabremos.
Quantum...¿?
Quién se anima a ver si el gato sigue vivo?.

Macedonio.

Anabolena Meza dijo...

Creo que el silencio se rie de nosotros.

Creo que el silencio está antes que nosotros y después también.

Creo que en el silencio se encuentra la verdad de lo fundamental; del AMOR, de la vida y de la muerte.

Creo que guaradr silencio nos hace sabios.

Creo también....
que hay silencios que queman.

Macedonio Strangiatto dijo...

De nada. Era una visita pendiente. Bienvenido a la Cámara.

El gato está en el limbo...me gustó esa. (Mirá todo el laburo que se hubiera ahorrado Heisemberg,no?).

tam dijo...

yo creo que el silencio en nuestra vida asusta mucho..y entonces muchas veces preferimos evitarlo
un abrazo

Lucy in the Sky dijo...

And silence that speaks so much louder that words...

Hay silencios y silencios. El silencio de lo "no-dicho" duele como la hoja afilada de una navaja. Lastima al que quiere escuchar y al que calla. Por eso me quedo con ese silencio que viene acompañado del ruidito del agua, el canto de las aves y el leve susurro de la brisa en las hojas de los árboles.

Saludos ruidosos.