05 junio, 2008

Aprendiz de arquería zen irreverente

Y sobres todo impera el misterio del silencio. El misterio de lo irrealizado e impalpable, pero al instinto adsequible. Entonces nace la pulsión, la tentación. La flecha quiere ser disparada y dar en el blanco, no es necesario ser arquero zen para darse cuenta de ello. La cuestión es cuando y si es realmente necesario soltar la flecha para llegar a algo o para ser feliz. Simplemente la práctica puede ser divertida y el buen alumno de arquería zen se debería cagar de risa cuando su maestro habla del "ello". El buen e irreverente alumno de arquería zen le daría una cachetada a su maestro si este atribuye su acierto al blanco a ese "ello" en vez de a la pura suerte y algo de experiencia. Porque la casualidad sí existe, no se puede explicar todos los accidentes y errores y su "supuesto" próposito así que en la práctica al menos la casualidad sí existe, no me vengan con sincronicidad total ni ocho cuartos. Que demuestren lo contrario sino.

13 comentarios:

GABU dijo...

"La cuestión es cuando y si es realmente necesario soltar la flecha para llegar a algo o para ser feliz."

P.D.:En esa frase creo que se resume todo el aprendizaje,no? ;)

BESOTE AL BLACO .-)

Schatzy dijo...

No entendí

Lucy in the Sky dijo...

Si la casualidad existe o no es un misterio que podemos interpretar como más nos guste, como tantos otros misterios que nos rodean, como el del silencio, como el de lo irrealizado e impalpable. Ahora, nada le impide al arquero zen soltar la flecha. El tema está en que esa felicidad que piensa que podría llegar a lograr se puede desvanecer en un segundo si erra el objetivo.

El Titán dijo...

Buen post, buena reflexión.Dios juega a los dados pero hace trampas(no me acuerdo quien lo dijo pero es genial).

Patto dijo...

Debo decir que me hace un poco de ruido el cambio de voz (entre libro de texto, que habla con gran corrección, y el lunfardo, me hace, debo decir.

Anabolena Meza dijo...

"..... no se puede explicar todos los accidentes y errores y su "supuesto" próposito así que en la práctica al menos la casualidad sí existe, no me vengan con sincronicidad total ni ocho cuartos. Que demuestren lo contrario sino. "......


¿?

La casualidad talvez exista, hasta ahí todo bien... pero la verdad que esto está un poquito enredado ó yo ando medio tarada :(

Igual te dejo un saludito y hasta la prox.

Ana.

Ary dijo...

Depende de cómo lo mires, existe la casualidad, la sincronicidad y también existen las demostraciones, pero cuando uno está convencido de algo no hay demostración externa que valga, uno ve lo que quiere ver, y un día cambia o quizás nunca cambie.

Don físico dijo...

Gabu: Excelente resumen y en el blanco! (No podía ser de otra forma, soy todo blanquito ! :p )

Schazty: Siga practicando, siga practicando.

Lucy in the sky: Me gustó su punto de vista, la existencia de la casualidad como misterio. Creo que quizas tenga razón, por lo menos su punto de vista es más flexible a muchas personas con aire místico que dicen que la casualidad no existe. En cuanto si al aprendiz de arquería zen se le desvanece la felicidad en cuanto tira la flecha y observa que no dio en el blanco, entonces ocurre que ese aprendiz no aprendio nada.

el titán: Yo diría que Dios deja que se jueguen los dados en el universo y quizás alguna vez haga trampa. Cuando hace trampa se dice : milagro! o Fue la voluntad de Dios! Segun el resultado fue positivo o negativo.

patto: ¿Cambio de voz? Debo estar creciendo o quizás me esta agarrando disfonia.

Anabolena Meza: De casualidad estará enredado, se lo juro por la mecanica cuántica!

ary: ¿Depende de como lo mire? ¿Con anteojos o sin ellos? ¿O desde donde? ¿No existe igualdad de los sistemas de referencia? No, che, así no vale.

Macedonio Strangiatto dijo...

toda demostración es falsa, en tanto estructura convencional representativa de la cosa, mas no la cosa misma.

Ergo, si alguien es capaz de validar lo que les quiero significar, es por pura casualidad. Y es falso.

Lucas dijo...

Sergio... no pude evitar parafrasearte en mi blog.
Sé que debí preguntarte primero... pero no pude evitar la emoción de compartir lo que descubrí en tus palabras.
Perdón si no estuve bien, y gracias por lo que escribiste.

Don físico dijo...

Lucas: Un honor haber sido parafraseado! Gracias!

Anónimo dijo...

Lindo Blog. Pero no estoy de acuerdo con este comentario sobre el ello del arquero y el azar. No estoy de acuerdo. Ello existe. Yo lo experimenté muchas veces. Tirando con arco y también tirando piedras con la mano y realizando otras prácticas que no tienen que ver con lanzar cosas. También sé sobre el azar y soy físico como vos, estudio procesos estocásticos. Saludos. Sebastián Bouzat.

Don físico dijo...

Sebastian:
Es un honor y una alegría ser visitado por otro físico. No entiendo bien en que no estás de acuerdo. Pareciera que vos crees en el azar y los procesos no-lineales (por algo estudias procesos estocásticos) y en ese sentido también estas de acuerdo conmigo. Cuando me refiero al "ello" me refiero a un ente abstracto que la mística new age define algo así como el dios interior, que es separable del ego (nuestro trabajo espiritual supuestamente es vencer/anular el ego para llegar a la ilumación, digamos convertirnos en "ello"). Cuando hablo del acertar la flecha en el blanco quisiera dar a entender que a mi gusto hay dos posibilidades (y la combinación de ellas): una que el acierto haya sido pura casualidad y puro azar, otra que el acierto haya sido por la práctica (y repito, las posibilidades intermedias). La cosa que niego rotundamente es que haya "sincronicidad", esto quiero decir: que el acierto en el blanco tenga que ver "con el momento especial del universo debido tu desprendimiento del ego en el momento que tiraste la flecha". Mi confrontación viene con aquellos que piensan el ego como cosa negativa a redimir/controlar/docilizar. Esto viene más a lecturas que he tenido sobre temas new age místicos que a como son los procesos estocásticos.