24 julio, 2008

La esencia del pecado


La fruta más prohibida
resulta ser la más deliciosa.

7 comentarios:

GABU dijo...

Ademàs de deliciosa resulta ser a veces la màs peligrosa tambièn... ¬¬

P.D.:Pero resisitirse se complica,eh?!
jajajjjja

Patto dijo...

Si no fuera prohíbida
¿Sería lo mismo?

Enredada dijo...

Tal vez porque es prohibida... y lo prohibido nos genera deseo.
muy bueno tu blog,
un beso

Lucy in the Sky dijo...

Siempre.

La Resistencia dijo...

Obvio que lo prohibido es lo más delicioso.
Suele Dios, como decía un vieja película, poner las cosas de un modo y las reglas en contrario.
Pero yo venía por otra cosa.
Pensaste que lo habías entendido todo ?
Pensaste que sabías de que te hablaban ?
Pero el tiempo pasa y la gente olvida.
Necesitamos de vos
Si, de vos.
Pronto, Muy pronto los volveras a ver.
Somos la Resistencia Gesselliana

le hemos dado nueva vida a tus ídolos.
Sumate a la resistencia
Macedonio, Albano y Emanuel te lo van a agradecer (sobre todo Emanuel que es el que recauda).

Manco Cretino dijo...

Ni hablemos cuando es la podrida del grupo... (epa! ya estoy sonando como la profesora que tuve en Derecho! ...mmm...).
Horrorizado... Manco Cretino.

jes. dijo...

Esa inclinación que solemos, o al menos yo, tener hacia lo prohibido, eso que nos saca de lo "seguro" y nos ubica en una cornisa sin saber qué viene después. Por alguna razón que desconozco nos sentimos atraídos a eso.


Y así es, el título de mi blog se debe en parte a la canción de Andrés Calamaro (de quien me encantan la música y las letras) y, en parte, simplemente a lo que la frase se refiere... al hecho de tener un lugar adonde ir sin importar de qué lugar se trate. Me gusta mucho viajar y también lo relacioné con ese lado.

No creo en las casualidades aunque hayan situaciones, como ésta, en que las explicaciones son escasas y no alcanzan. Pero me divierten.

No fue ninguna molestia.

Saludos.