25 febrero, 2010

Sorpresas que nos debe la vida

Una mujer con buen escote y sin corpiño y la oportunidad de tener el ángulo de visión justo (y sí, ya que estamos que se le vean los pezones espiando!!)

6 comentarios:

Lucy in the Sky dijo...

Y que de repente tenga un tatuaje que diga: "mis ojos están más arriba" ajajjaa

Don físico dijo...

Hay que tener preparado una tarjeta que diga "no me hago cargo de las posibilidades que me da la vida, solo las aprovecho sin culpa. Ojos veo todo el tiempo, tetas no. Mi telefono es ...."

Patto dijo...

No reprimamos que es peor!

Se mira, se deja de mirar, y se sigue con la vida.

Don físico dijo...

Patto: en preferencia no hay que reprimir nada. El tema es cuando el que reprime no es uno mismo...

Olga dijo...

Ay don físico..! Y pensar que usted en poco tiempo va a ser papá! Será una nena que use, el día de mañana, un escote tan profundo que se le escapen los pezones?
A que no le gustó mi reflexión?
Se la banca, eh?
jajajaja

Don físico dijo...

Olga: Quizas mi futura hija lo haga independientemente de que yo me lo banque o no; así que por eso no me preocupo. Quizás, si lo hace, hace feliz la vista de algún avispado. Quien sabe. No me hago cargo de ese futuro que todavía no ocurrió. A veces el deseo no tiene culpa ni piensa en lo que sería su expresión en otras circunstancias.